A través de un comunicado la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), pidió a los ciudadanos que salieron de vacaciones este verano no fomentar el tráfico ilegal de la vida silvestre. Asimismo, pidieron denuncias esta actividad.

Semarnat, a través de su cuenta de Twitter dijo que:

“Si sabes de #tráfico ilegal de vida silvestre denuncia ante Profepa. De vacaciones no adquiera como recuerdo un caparazón de tortuga, una dentadura de tiburón, corales u otros organismos vivos o partes de ellos.”

De acuerdo con Semarnat, los saqueadores de biodiversidad marina actúan sin reparo alguno y sin respetar la regulación local, nacional e internacional que tutela sitios donde se preserva la vida silvestre terrestre, marina e insular.

La dependencia denunció que se calcula que de las áreas catalogadas como Patrimonio Natural de la Humanidad, que constituyen el último refugio para especies amenazadas, se extrae una importante cantidad de flora y fauna, muchas de ellas en peligro de extinción, como es el caso del pez totoaba que impacta a la población de vaquita marina, según datos del el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF).

Además, resaltó que varias Organizaciones No Gubernamentales (ONG) calculan que del tráfico global de biodiversidad terrestre la delincuencia organizada obtiene entre 10 mil y 20 mil millones de dólares anuales, y se desconoce a cuánto asciende la depredación de las especies marinas, pero ambas refuerzan la codicia de una actividad ilegal que crece y empeora.

Finalmente, señaló que los traficantes aprovechan el turismo y les venden a las personas que van a vacacionar como recuerdo un caparazón de tortuga, una dentadura de tiburón, corales u otros organismos vivos o partes de ellos.

Con información de Semarnat

Foto: Ilustrativa