La ONU Medio Ambiente junto con la Universidad de Yale diseñó la llamada pequeña casa, que es un prototipo de casas que ayudarán a combatir el impacto ambiental que el sector residencial lanza.

De acuerdo con ONU Medio Ambiente, la ‘pequeña casa’ es un módulo eficiente y capaz de funcionar de forma independiente, construido con materiales renovables; el objetivo de esta casa es disminuir las emisiones que el sector residencia lanza al planeta

La dependencia señala que el sector residencial utiliza 40 por ciento de los recursos totales del planeta y es responsable de más de un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

El Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim dijo que:

“Claramente el mundo necesita más viviendas para una población en crecimiento. La eficiencia de todas esas construcciones será clave”.

¿En qué consiste la ‘pequeña casa’?

La ‘pequeña casa’ es un modelo de vivienda ecológica que demuestra cómo el diseño sostenible puede proporcionar viviendas decentes y asequibles, limitando el uso excesivo de recursos naturales; mide 22 metros cuadrados, está totalmente alimentada por energías renovables y diseñada para minimizar el uso de recursos naturales como el agua. Además, fue construido con materiales biológicos, renovables y de origen local.

El llamado Módulo de Vida Ecológica, fue presentado durante el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, fue construido con materiales biológicos, renovables y de origen local.

Alrededor de 1.000 millones de personas en todo el mundo viven actualmente en asentamientos informales, mientras que millones más viven en edificios que no son amigables con el medio ambiente. La rápida urbanización y el crecimiento económico desafían a las comunidades a expandir su capacidad de forma sostenible, lo que aumenta la necesidad de innovar en la construcción de sistemas e infraestructura.

Con información de la ONU Medio Ambiente

Imagen: Ilustrativa