La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en coordinación con especialistas de la Red de Atención para Varamiento de Mamíferos Marinos, implementó recorridos de monitoreo, muestreos en calidad del agua y de ejemplares, así como suministro de alimento.

El objetivo de estas acciones es atender y detectar las posibles causas de muerte de ocho manatíes, registrados al 22 de junio de 2018, en los municipios de Macuspana, Centla y Centro, en Tabasco.

A partir del pasado 18 de mayo, esta instancia ha atendido ocho casos relativos a la pérdida de vida de manatíes en tres diferentes sitios de los municipios de Macuspana y Centla, así como un Manatí hembra en la Laguna de las Ilusiones, municipio de Centro, la cual presentó evidencia de desnutrición.

Especialistas de la División Académica de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental del Estado (SERNAPAM), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) han sostenido reuniones para prevenir que estos eventos continúen, además de obtener un diagnóstico.

Dentro de los acuerdos tomados, de conformidad con el Protocolo para la Atención a Varamiento de Mamíferos Marinos, se determinó realizar recorridos prospectivos en las zonas donde han ocurrido los eventos, monitoreo de manatíes, estudio de calidad de agua (físico-químicos, presencia de plaguicidas e hidrocarburos), además de la colocación de comederos y promover la restauración de vegetación para manatí en la Laguna de las Ilusiones.

Con información de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente