El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) a través de un comunicado informó que los esfuerzos están rindiendo frutos, ya que el segundo Censo Nacional del Jaguar 2018 reveló hoy que México tiene una población de 4 mil 800 jaguares en vida silvestre, lo que representa un aumento de 20 por ciento respecto a los datos reportados en 2010.

Además, la UNAM informó el domingo pasado, que el Canis lupus baileyi o lobo gris mexicano que fue declarada en peligro de extinción en la década de los 70, asciende a 356 ejemplares. De acuerdo con esos dato, el lobo gris dejó de correr peligro.

Xóchitl Ramos Magaña, egresada de la FES Cuautitlán e integrante del Grupo de Manejo del Mexican Gray Wolf Species Survival Plan, informó que cuentan con dos centros de rehabilitación.

“En México contamos con un centro de rehabilitación, con dos encierros. Las zonas de liberación se ubican entre Sonora, Chihuahua, Durango, Zacatecas y Nuevo León; y en Estados Unidos, entre Arizona y Nuevo México”.

Ramos Magaña explicó que ‘parte de la rehabilitación para la vida libre de los lobos consiste en conservar no sólo sus patrones conductuales silvestres, sino su estructura social, para que puedan cazar presas apropiadas: venados, pecaríes, guajolotes, liebres y otros mamíferos pequeños.’

El WWF reconoció que las cifras son alentadoras, ya que el país cuenta con una de las poblaciones de jaguares más amenazadas de Latinoamérica.

‘Imagen: Ilustrativa

Con información de Sin Embargo