La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) lanzó una campaña ecológica para combatir los daños ocasionados por el uso excesivo de  los popotes. En la campaña se busca que los ciudadanos tomen conciencia del impacto ambiental.

De acuerdo con la Secretaría los popotes van directo al mar y después directo al estómago de las tortugas, mamíferos marinos y peses, entre otros animales que viven en el mar.

La campaña se llama ‘Sin popote está bien’ y es un llamado a los consumidores mexicanos a no utilizar este producto en sus bebidas.

El popote es utilizado por las personas en promedio de diez minutos, pero para degradarse se tarda 100 años, y muchos de ellos van a dar al mar afectando la vida silvestre marina.