La Federación Europea de Envasadores y Distribuidores de Miel (FEEDM) alertó al presidente Enrique Peña Nieto, sobre el riesgo de cosechar soya transgénica en el campo mexicano, ya que una de las consecuencias más graves es la perdida de miel en  Península.

Con motivo del Día Mundial de la Abeja, celebrado el pasado 20 de mayo la Federación señaló que el cultivo ilegal de soya transgénica que persiste en la Península de Yucatán está poniendo en riesgo el comercio de miel hacia Europa.

Advirtieron que México puede perder mercados internacionales por la mala calidad de la miel.

“En vez de más agroquímicos, lo que necesitamos es una mayor diversidad ecológica en nuestros prados y campos”, señaló Hubert Heigl, presidente de Naturland.

La coalición de importadores de Alemania, Austria y Dinamarca expresó en una carta que apoya la campaña de los apicultores mayas, que establecieron una cruzada contra los cultivos de soya transgénica desde 2012, porque “casi la mitad de las exportaciones mexicanas de miel llegan a Alemania”.

En un comunicado Manfred Fürst, responsable del Departamento Internacional de la ONG Naturland explicaron que Alemania está contra a los productor genéticamente modificados.

“Los consumidores alemanes están rotundamente en contra de la presencia de organismos genéticamente modificados y aún menos en la miel”.

Imagen: Ilustrativa

Con información de Sin Embargo